Niñas prostitutas prostitutas alcalá de henares

niñas prostitutas prostitutas alcalá de henares

Faith, este es su nombre, es bella pero sobre todo es fuerte. Es valiente porque a pesar de las ruinas que deja a sus espaldas, hoy agarra feliz un bolígrafo mientras aprende a leer y a escribir por primera vez, esperando poder reconstruir su futuro. La historia de Faith, una de las emigrantes que llegó a Italia a bordo de una de las muchas barcazas que llegan a las costas sicilianas, nos la cuenta otra mujer fuerte como ella, la hermana Rita Giaretta.

La hermana Rita es de Vicenza; llegó a Caserta hace veinte años y fundó la Casa Rut , el centro que hoy ha salvado a Faith y la acoge como ha relatado también el New York Times.

Nuestra congregación nació en Breganza y Vicenza ciudades del norte de Italia, ndt ; es una congregación muy pequeña y viva y ya entonces entendimos que el sur de nuestro país es una periferia del mundo, hecha de miseria y marginación, con el que debíamos comprometernos. La mitad de las mujeres eran extranjeras. Intentamos entender de dónde llegaban todas estas mujeres. La Domiziana ha pasado a ser famosa porque es la localización donde se han ambientado una gran parte de los hechos reconstruidos en Gomorra [ la película, ndt].

Las prostitutas invisibles Es una larguísima carretera estatal que desde Caserta llega hasta el Lacio. La hermana Rita explica: En principio no causaban problemas a la gente porque eran como invisibles. El 8 de marzo de , en cambio, la hermana Rita decidió ir a verlas con algunas de las religiosas. Vimos a 50 chicas. Alguna de ellas, al ver acercarse nuestro coche, se levantó con curiosidad de su asiento; otras nos miraron escépticas mientras yo les enseñaba el crucifijo y les decía: Pero después nos saludaron y nos pidieron que volviéramos.

Decidimos hacerlo una vez a la semana. Poco a poco empezaron a fiarse, a contarnos cosas, se levantaban la blusa y nos enseñaban las marcas de los golpes, de las quemaduras de los cigarrillos. Una cooperativa para liberar esclavas La Casa Rut nació en ese , sigue la hermana Rita, para arrancar a las "esclavas del sexo" de la calle y de la madame.

A través de una cooperativa social llamada New Hope las chicas aprenden a trabajar como modistas y a mantenerse. Faith llegó a Casa Rut el 9 de enero de este año. Procede de una pequeña aldea nigeriana. Allí trabajaba como peluquera, pero no tenía ni siquiera una casa. Ni siquiera cuando se quedó embarazada por una relación ocasional cambió de vida: Sin embargo, un día una cliente le hizo una propuesta: A Faith esto no le parecía verdad.

En él habría un grupo de otras nueve mujeres, escoltadas por dos hombres, con los que haría el viaje. Así, Faith y las otras chicas llegaron al cabo de tres días a Agadez, la puerta del desierto, en Níger. Hablo desde la atención a las víctimas de violencia de género, a los policías tutores, los agentes de medio ambiente… El reto, como digo, es acercar a la policía a la gente, desarrollar los agentes de proximidad y una buena estrategia de comunicación y de cercanía.

Así, en las fiestas de la Policía hicimos una jornada de puertas abiertas y de acercamiento a los centros escolares para promocionar la seguridad vial y lograr que los niños sientan a la policía como parte importante y alguien cercano y no a alguien a quien temer, sino alguien que te va a ayudar cuando lo necesites. Estudiamos implantar las unidades caninas, se exploró la posibilidad de patrullar en bicicleta… No es cuestión de innovar, sino ver qué se hacen en otros lugares, ver qué problemas nos podemos encontrar e intentar adaptarlo a la ciudad.

Tenemos una ciudad muy llana y puede ser transitable. Otro reto importante y que depende de mi concejalía es Protección Civil, que es un cuerpo de voluntarios. El resto, que es la inmensa mayoría, no tiene nada que temer. Los vecinos se quejan de que tenemos un problema de suciedad, de abandono y dejadez.

Por unos pocos que se comportan mal, no debemos sufrir el perjuicio los que queremos vivir en una ciudad saludable, limpia y en buenas condiciones. Todos los índices de criminalidad son bajos.

Este plan abarcaría todos los problemas de inseguridad o de impunidad que se percibe en algunas acciones concretas. Hemos de intentar de canalizarlo de manera que causa el menor trastorno posible.

La manera ideal es a través de la educación y la prevención, pero parece que no va calando demasiado. Tenemos que intentar que en los lugares donde hacen botellón nuestros jóvenes lo hagan causando el menor trastorno posible al resto de los ciudadanos. Tenemos que intentar conjugar los dos intereses: Los extremos siempre son difíciles de arbitrar.

Lo ideal es que si es una realidad de ocio para nuestros jóvenes, que se haga de manera controlada sin que corran peligro nuestros jóvenes y que causen los mínimos trastornos al resto de ciudadanía. Creo que las retribuciones que cobran no las ha fijado el actual equipo de Gobierno. Es fruto de la negociación colectiva en la que creo firmemente. Es un fenómeno poliédrico que requiere una actuación integral. Eso por una parte. Por otra parte, la trata existe porque existe prostitución y existe prostitución porque hay demanda.

Por tanto, este asunto requiere medidas contra los proxenetas, los explotadores y los clientes y exige medidas de atención y protección a las víctimas con planes para su recuperación con recursos y medios específicos. Desde luego se puede mejorar la coordinación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad tanto del Estado como las locales y, por otra parte, tenemos que contar con los recursos para recuperar y proteger a las víctimas.

Claro que el Ayuntamiento, igual que presta y tiene recursos para atender a las víctimas de violencia de género cuando las sufren las mismas de manos de sus parejas o ex parejas, puede prestar a las víctimas de explotación sexual. Antes de que se notifiquen, pagan. Los lunes hay cola. Supone la confección de lo que se ha estado haciendo estos años por medio de diversos planes de Igualdad de cortos periodos de tiempo, que se limitaban a formular medidas que después se implementaban o no y que han demostrado ser muy poco eficaces, porque después del séptimo plan seguimos igual que al principio.

Algo no se ha hecho bien o no era eficaz. Mi experiencia dice que es mejor planificar a largo plazo, con un plan estratégico con una vigencia de 20 años, con diversos ejes, como el de empleo, de corresponsabilidad, de liderazgo, de violencia de género o la implementación de estas políticas en toda la vida de la ciudad, empezando por el propio ayuntamiento, como en el resto de instituciones.

Necesitamos contar con el apoyo de todos. El objetivo es intentar conseguir en 20 años la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

niñas prostitutas prostitutas alcalá de henares La vuelta de tuerca en este asunto es la de una web que da las coordenadas exactas donde se colocan las meretrices en la calle. En principio no causaban problemas a la gente porque eran como invisibles. Estudiamos implantar las unidades caninas, se exploró la posibilidad de patrullar en bicicleta… No es cuestión de innovar, sino ver qué se hacen en otros lugares, ver qué problemas nos podemos encontrar e intentar adaptarlo a la ciudad. Esta porosidad entre personas que se presentan como prostitutas y proxenetas interesados en la descriminalización de la industria es omnipresente. Se señalan por colores en el mapa o con símbolos. Pero el mito funcionó, en particular en los medios de comunicación. Estaba en coche con otras chicas cuando el vehículo derrapó; ella quedó gravemente herida.

Niñas prostitutas prostitutas alcalá de henares -

Algo no se ha hecho bien o no era eficaz. Así, en las fiestas de la Policía hicimos una jornada soñar con prostitutas prostitutas oviedo puertas abiertas y de acercamiento a los centros escolares para promocionar la seguridad vial y lograr que los niños sientan a la policía como parte importante y alguien cercano y no a alguien a quien temer, sino alguien que te va a ayudar cuando lo necesites. Este plan abarcaría todos los problemas de inseguridad o de impunidad que se percibe en algunas acciones concretas. Escribe tu comentario Debe ser inferior a caracteres. La conexión por el usuario a esta web implica el uso de cookies. Por supuesto, tampoco es una novedad que se puedan buscar prostíbulos y clubes de alterne en mapas online. Por tanto, las circunstancias son las que son y el candidato era el que era.

La hermana Rita es de Vicenza; llegó a Caserta hace veinte años y fundó la Casa Rut , el centro que hoy ha salvado a Faith y la acoge como ha relatado también el New York Times. Nuestra congregación nació en Breganza y Vicenza ciudades del norte de Italia, ndt ; es una congregación muy pequeña y viva y ya entonces entendimos que el sur de nuestro país es una periferia del mundo, hecha de miseria y marginación, con el que debíamos comprometernos. La mitad de las mujeres eran extranjeras. Intentamos entender de dónde llegaban todas estas mujeres.

La Domiziana ha pasado a ser famosa porque es la localización donde se han ambientado una gran parte de los hechos reconstruidos en Gomorra [ la película, ndt].

Las prostitutas invisibles Es una larguísima carretera estatal que desde Caserta llega hasta el Lacio. La hermana Rita explica: En principio no causaban problemas a la gente porque eran como invisibles. El 8 de marzo de , en cambio, la hermana Rita decidió ir a verlas con algunas de las religiosas. Vimos a 50 chicas. Alguna de ellas, al ver acercarse nuestro coche, se levantó con curiosidad de su asiento; otras nos miraron escépticas mientras yo les enseñaba el crucifijo y les decía: Pero después nos saludaron y nos pidieron que volviéramos.

Decidimos hacerlo una vez a la semana. Poco a poco empezaron a fiarse, a contarnos cosas, se levantaban la blusa y nos enseñaban las marcas de los golpes, de las quemaduras de los cigarrillos. Una cooperativa para liberar esclavas La Casa Rut nació en ese , sigue la hermana Rita, para arrancar a las "esclavas del sexo" de la calle y de la madame. A través de una cooperativa social llamada New Hope las chicas aprenden a trabajar como modistas y a mantenerse. Faith llegó a Casa Rut el 9 de enero de este año.

Procede de una pequeña aldea nigeriana. Allí trabajaba como peluquera, pero no tenía ni siquiera una casa. Ni siquiera cuando se quedó embarazada por una relación ocasional cambió de vida: Sin embargo, un día una cliente le hizo una propuesta: A Faith esto no le parecía verdad. En él habría un grupo de otras nueve mujeres, escoltadas por dos hombres, con los que haría el viaje.

Así, Faith y las otras chicas llegaron al cabo de tres días a Agadez, la puerta del desierto, en Níger. Una noche unos hombres de uniforme detuvieron el camión: Una vez en Homs, puerto del sur de Libia, fueron amontonadas en una casa con otros futuros emigrantes. Fueron obligadas a prostituirse para pagar el "billete" del viaje que acaban de hacer por el desierto y el que debían hacer después por mar.

Estamos hartas de escuchar semejantes conclusiones que poco o nada tienen que ver con la protección de los derechos de las mujeres, niños y niñas prostituidas por todo el mundo. A estas perlas, debemos añadir la campaña de persecución y derribo a la que estamos sometidas las feministas que nos manifestamos contra todo tipo de explotación sexual y que hablamos abiertamente de abolicionismo, se nos tacha de paternalistas, protectoras patriarcales, reprimidas, que no tenemos idea, que no sabemos lo que les ocurre a las mujeres y lo que sienten y piensan, incluso a veces hasta algunos sectores de la izquierda nos compara con la iglesia católica, nos habla de moral, nos dicen que somos unas puritanas, que estigmatizamos a las mujeres y un sin fin de falsas acusaciones.

Abolir la prostitución es legislar en favor de las millones de mujeres obligadas por el sistema patriarcal y capitalista a vender sus cuerpos pobreza, precariedad, desigualdad extrema, violaciones, abusos sexuales continuados y secuestros, es la realidad de las mujeres prostituidas y algo fundamental, la abolición es EDUCAR EN IGUALDAD, educar para que los hombres no crean que consumir cuerpos de mujeres es un derecho, educar para que el sexo no sea dominio patriarcal, para que no se perviertan el sentido de libertad y consentimiento.

Muchas de nosotras reconocemos la humillación, la vejación, la violación, los insultos, la opresión, el miedo, la culpa, el secuestro, las palizas etc. Muchas de nosotras se han lanzado a las calles a penas sin recursos o con recursos propios porque no en pocas ocasiones la academia nos cierra las puertas para investigar, para conocer de primera mano lo que ocurre con las mujeres prostituidas. Claro que nuestras voces son legítimas, solo por nombrar a algunas de estas investigadoras valientes, que han arriesgado incluso sus vidas: No quiero terminar sin nombrar a las supervivientes de la prostitución que llevan años, no sin dificultades alzando sus voces, testimonios cargados de verdad, de dolor y de resistencia.

Testimonios cargados de política y de denuncia. Narrativas que nos hablan de impunidad, de corrupción, de complicidad política, jurídica, social, que nos hablan de la institucionalización de la prostitución y de las condiciones de esclavitud en la que tuvieron que subsistir, nos hablan de la deshumanización total y de la desconexión de sus cuerpos para soportar el impacto de la humillación y la vulneración extrema de los derechos humanos.

Con este escrito quiero volver hacer un llamamiento y exigir por un lado a la izquierda y sus políticas y políticos que dejen de hacerse los ciegos, sordos y mudos ante la prostitución, que dejen de subirse al barco de la industria sexual y proxeneta, ya sea desde la ignorancia o desde la complicidad.

Que se sumen de una vez por todas al modelo nórdico y que comprendan que la prostitución es incompatible con la igualdad entre las mujeres y los hombres. Por otro lado, al movimiento feminista para que dejemos de debatir sobre nuestros derechos y nos unamos con fuerza para que estos no se sigan vulnerando.

Pero se hace necesario diferenciar la prostitución como una profesión en la que se deberían respetar los derechos de las mujeres como en cualquier otra de la prostitución de la que tu hablas que consiste realmente en una explotación sexual de la mujer.

Soy consciente de que el primer caso no es el predominante, hecho que me parece insuficiente para obviar su existencia, hecho que debería invitarnos a luchar por un espacio seguro para las mujeres en la prostitución. Sí, hay mujeres que quieren dedicarse a la prostitución. Eso no significa que estas mujeres quieran vender su cuerpo y mucho menos venderse a ellas mismas. Respecto a tu ardua defensa de la abolición de la prostitución, hasta donde yo sé la prostitución de menores y la prostitución forzada las verdaderas representaciones de la explotación sexual son ilegales en España.

0 thoughts on “Niñas prostitutas prostitutas alcalá de henares”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *